Project Description

Loading...

Programa de salud mental e integración en colegios

DESCRIPCION:

Sesiones individuales y atención en grupos a niños con patología neuropsicológica.

OBJETIVO:

Atender a los niños con patología neuropsicológica y necesidades educativas especiales en la clínica de Wukro y su integración en colegios.

AÑO:

2013

ASOCIATE
Descargar PDF

Laura Pagliarani

Me gusta pensar en Holystic Pro-África como un gran árbol al que conocí con las raíces echadas y las primeras ramas floreciendo.

Un tronco grueso y fuerte, y decenas de pequeñas y medianas ramitas que cuidan unas de otras. Cuando llegué a la clínica de fisioterapia infantil construida por HPA en los terrenos del hospital de Wukro, me enamoré de la sonrisa de cada niño o niña que entraba por aquella puerta. Muchos con condiciones neurológicas fácilmente identificables, muchos no. Pero todos, con una madre, padre, hermano, abuelo o abuela coraje que les acompañaba hasta allí y esperaban a ser atendidos. Casi todos seguramente con la esperanza de escuchar que su hijo o hermano volvería a ser “normal” gracias al tratamiento, y en cambio recibiendo la noticia de que esa condición neurológica les acompañaría de por vida. Sostener esa nueva verdad en comunidad con el resto de madres en nuestra sala de tratamiento es uno de los grandes regalos que hemos podido hacerles, sin duda. Con los días, y con la ayuda de gente que ya estaba trabajando en terreno cuando llegué, fue fácil identificar un grupo de niños y niñas que acudían a la clínica pero que no necesitaban tratamiento fisioterapéutico, o al menos no era primordial. Eran niños diferentes, que hasta ahora parecían no haber encontrado su lugar. Es por eso que decidimos empezar a trabajar en grupo y de manera individual con ellos estimulación sensorial y cognitiva, poniendo en marcha cabecitas que por ser diferentes, se habían dejado de lado en las escuelas.

La integración de estos niños en pequeños grupos con necesidades educativas especiales dentro de la clínica, creó un espacio en el que compartir con las familias su potencial, dejándoles crecer en su individualidad y demostrando que son capaces de hacer “pequeños” grandes logros. La integración de estos niños en sus escuelas será una labor de años, y de cientos de pequeñas ramitas haciendo fuerza para conseguirlo.